El Palacio del Postigo, el espacio ideal para organizar bodas y eventos en Valladolid

El antiguo palacio cumple en pocos meses 5 años desde su rehabilitación para la celebración de bodas y eventos, buscando para sus clientes la fortuna que nunca tuvo en el pasado.

Al margen del río Cega, afluente del Duero, surgió una pequeña villa denominada Mojados, rodeada de extensos pinares y jardines. En el siglo XV, una de las edificaciones más importantes de la localidad era el conjunto que formaba la Casa del Conde la Patilla junto al Palacio del Postigo, en el pasado una sola construcción que pertenecía al mayorazgo de Soto y Aguilar, ahora construcciones separadas. El nombre del Palacio se explica por su ubicación, ubicado en la denominada “Puerta del Postigo”, antiguo Camino Real y entrada a Valladolid desde Segovia.

En septiembre de 2013, Alberto Soto eligió este edificio histórico como base para un proyecto en el que aunar una gastronomía que persigue “la nota de vanguardia” con una mimada organización de bodas, comuniones, bautizos y todo tipo de eventos.

palacio3

La desafortunada historia del Palacio del Postigo

La remodelación de 2013 no fue ni mucho menos la primera. El Palacio tuvo la desgracia de sufrir un terrible incendio en el siglo XVIII, lo que provocó que se reconvirtiese en un almacén para la producción de vino y que la familia de Agustín de Tordesillas Torres de Soto, bisabuelo del primer Conde de Patilla, se trasladase a una vivienda en la Plaza de Santa María de Mojados, hoy conocida como La Casa del Conde.

La reconstrucción, dirigida por un importante arquitecto francés, adaptó el lagar y la bodega al estilo de Burdeos para renacer en 1.800, como muestran las baldosas de barro de su interior. Se produjo vino hasta que el viñedo enfermó a causa de la filoxera (minúsculo insecto que asoló gran parte de los viñedos de Europa a finales del siglo XIX). La enfermedad provocó otro cambio en la función del Palacio, que se utilizó para guardar grano, aperos de labranza y animales.

bodas palacio del postigo

Respecto a su arquitectura actual, se conserva su portón de entrada (sillería blasonada), el lagar intacto (se suele utilizar como zona de baile), una antigua prensa vertical de madera en el interior, una bodega mudéjar de piedra de mampostería y bóveda de ladrillo (se realizan ceremonias). Además, existen dos jardines, uno de mayor dimensión con un aljibe mudéjar y otro más pequeño pero con techo.

La historia, la arquitectura, los cuidados servicios organizativos y la cocina creativa que saca el máximo a los productos de Castilla y León, convierten al Palacio del Postigo en un encuadre muy especial para celebrar el día más feliz de vuestras vidas.

Leave a Comment